domingo, 27 de abril de 2014

Torrential de Eva Morgan

Sinopsis

 Cuando May Young se transfiere a la Universidad de Rothschild, su nueva compañera de cuarto le hace una apuesta sorprendente — convencerá a sus padres CEO de contratar a su madre en aprietos si May puede ser la primera en calentar el corazón de Sebastian Crane, el mejor nadador competitivo de su escuela. Sebastian es hermoso, genio y un notorio solitario con nada más que hielo para cualquiera que intente acercarse, incluyendo May— hasta que es la única ahí para rescatarlo del océano cuando una inesperada lesión causa que casi se ahogue. Sebastian exige que su momento de debilidad se mantenga en secreto, por lo que May extrae una promesa: se quedará callada si está de acuerdo en pasar el resto del semestre con ella y su mejor amigo, el carismático playboy Tanner.
La curiosa, naturaleza ingenua de May comienza a ablandar el exterior frío de Sebastian y pronto no hay que esconder el calor entre ellos de un cada vez más celoso Tanner —o del padre millonario de Sebastián, que no quiere nada que distraiga su hijo. Pero entre más se acerca May, más se da cuenta que Sebastián se tambalea al borde. Está en una batalla perdida con sus demonios internos, y May se encuentra incapaz de alejarse— a pesar de su voto personal de nunca enamorarse y a pesar del hecho que los motivos de su compañera podrían ser sólo tan oscuros como el pasado de Sebastian. 

Opinión personal


Este libro, encontrado por pura curiosidad, me llamó la atención por su sinopsis. Necesitaba algo ligero y fresco que me recordase que hay algo más allá de apuntes y exámenes: el verano. Es una novela corta de una autora joven, no más que yo, pero sí joven. Y la verdad es que me ha encantado, tiene todo lo necesario para distraerte durante un rato y sonreír la mayor parte del tiempo. Aún así, pese a que mi opinión final es muy buena, encuentro bastantes detalles que no me han gustado. Pero empecemos por lo bueno.

Los personajes que nos aparecen al principio son May y Tanner, a cada cual más divertido. May es una protagonista totalmente diferente a lo que estamos habituados. Empieza la universidad en una maravillosa residencia al lado del mar (¿dónde se esconderán esas residencias?) y es totalmente optimista y resuelta. Con su punto de ingenuidad y terquedad, es la típica persona que te alegra solo verla. Y Tanner, como mejor amigo, es todo carisma y amor, y se deshace en cuidados para nuestra protagonista, no sé si me entendeis. 
Si tengo que elegir, ellos son desde luego el punto fuerte de esta novela. 

Os preguntaréis que pasa con el misterioso Sebastian Crane

Pues no me ha gustado, para qué mentir. Sebastian es un muy buen nadador, y está obsesionado únicamente con la piscina, el mar y ya está. No habla con nadie, y nadie quiere acercarse a él porque parece ser que da un miedo de la leche. Está bien al principio, cuando es todo hosquedad y mal humor. El libro cuenta con diferentes puntos de vista y sus partes son todo decepción pura. Te hace pensar: anda, otro que está atormentado. Y eso me produce ganas de llorar, mucho. 

He leído diversas reseñas en las que lo ponen como el personaje estrella del libro, pero mi opinión está muy muy lejos de eso. Me gustaría que los autores se alejaran por un segundo de esos personajes solitarios, llenos de culpabilidad y tormento. Llega el punto en el que solo piensas: "Oh por Dios, otro más no". Y me he hecho insensible ante este tipo de personajes y no puedo sentir pena ninguna, sino ganas de golpearlos y gritarles que espabilen. Llamadme cruel, venga. 

Pero en fin, tal como dice en la sinopsis, May siente curiosidad por él. A pesar de los diferentes lemas que caracterizan a los personajes:

Sebastian: Que nadie se acerque a mí.
May: No me enamoraré de nadie.

No quiero contar más de la historia porque es muy corta y la sinopsis ya revela demasiado. Al ser corta, supone que el ritmo sea bastante frenético en algunas ocasiones, pero bueno, mirándolo por otro lado, no da tiempo a que te aburras. 
Puede parecer que hay más contras que pros, pero realmente recomiendo la historia. Es entretenida, fresca, y merece la pena solo por leer a May y a Tanner. 

Un beso :D

PD: Creo que ya había olvidado cuán inútil es Blogger. Argh. 

No hay comentarios: