domingo, 16 de octubre de 2011

Jane Eyre de Charlotte Brontë


Sinopsis: Jane es una pequeña niña inglesa que pierde a sus padres y se va a vivir a casa de uno de sus tíos. Al morir éste queda a expensas de su esposa, que no la trata muy bien, y de sus hijos. Después de muchos problemas, acaba siendo internada en un colegio en el que la falta de higiene y el frío invierno hacen que muchas de sus compañeras mueran.
Tras muchos sufrimientos en el colegio, Jane se hace mayor y se convierte en institutriz. Consigue trabajo en casa de Mr. Rochester, un caballero inglés que tiene una hija de la que tendrá que encargarse.
Después de todo lo que le ha ido ocurriendo en la vida Jane empieza a pensar que se encuentra en el camino de la felicidad que tanto ha añorado, pero una sorprendente revelación hará tambalear todo por lo que ha luchado.

Opinión personal: Me ha encantado. De principio a fin. Una historia de amor preciosa que no te dejará indiferente para nada. El señor Rochester se ha convertido en otro de mis amores para toda la vida (junto con el señor Darcy, Dimitri, y demás... ) Lo que más me ha gustado sin duda alguna son los diálogos que hay entre la pareja protagonista. Jane es inteligente, aguda, apasionada y sabe qué contestar en cada momento, por el contrario nuestro querídisimo señor Rochester es, si es posible, doblemente apasionado, frío y brusco algunas veces, y tierno otras. Todo un personaje.

Jane Eyre, una niña huérfana, se va a vivir con sus tíos. A la muerte de su tío, la esposa, la señora Reed y hijos, la tratan bastante mal y de hecho son lo más horrible que me he encontrado en bastante tiempo. Jane no es feliz allí y al final su tía la manda a un internado en el que vive ocho largos años. El principio de su estancia allí es horrible. Pasa frío, hambre, y debido a faltas de higiéne, hace que las enfermedades se conviertan en epidemias y mueran muchas de sus compañeras y amigas. Allí no es especialmente feliz, pero con los años se acomoda a la situación y acaba disfrutando de una relativa situación de paz.

Al final, en sus ansias por cambiar de vida, se anuncia en el periódico como institutriz, y esto nos lleva a Thornfield Hall. Jane tiene una pequeña alumna francesa muy alegre y distraída, pero encantadora, llamada Adèle Varens. Pero en un inesperado accidente, Jane acaba topándose con el dueño de la casa, ¿adivináis quien?

Poco a poco, el carácter frío y a veces desagradable del señor Rochester va evolucionando, junto a Jane. Los dos mantienen conversaciones dignas de ser leídas por todos. Las situaciones se suceden, pero debemos contar con que esta historia no es actual (obviamente xD) y que no hay grandes escenas apasionadas fuera de un beso por aquí o un beso por allá. Aún así me ha encantado y no me ha defraudado para nada.

Hacia el final del libro, todo da un cambio radical que no me esperaba para nada, y me ha encantado. Ha sido un cambio de situación que nos muestra algo distinto y que no defrauda.

Hay curiosidades, como por ejemplo que en muchas ocasiones habla directamente al lector, no lo había visto en ningún libro antes y me ha sorprendido. También me gusta mucho el estilo de Charlotte Brontë, se me hizo muy fácil de leer, y estoy deseando leer algún libro más de ella.

En conclusión, el libro queda recomendadísimo, de las mejores historias que he leído y no me arrepiento de haberlo hecho para nada. Con esto y Orgullo y prejuício comienzo mi tanda de clásicos que me prometí leer este año.

¡Un beso!

3 comentarios:

Shorby dijo...

Me gustó muuuuchísimo =)

Lo que no entiendo en las comparaciones con el libro de su hermana, que no tiene nada que ver O.o

Besotess

Victoria Cullen dijo...

No sabía que comparasen los libros. Cada uno escribe como escribe, es más yo no di acabado Cumbres Borrascosas y éste lo leí en una semanita o así.

Un beso

Leira dijo...

Es un clásico, habrá que leerlo.